Noticias Actuales

Loading...

Datos personales

viernes, 11 de marzo de 2011

ESTRATEGIAS, MEDIOS Y RECURSOS INSTRUCCIONALES

ESTRATEGIAS INSTRUCCIONALES.

En la actualidad el hecho educativo debe caracterizarse por su dinamismo. Si centramos nuestra atención en un aula, observamos que está integrada por un grupo de personas quienes, aunque tengan la misma edad, tienen diferentes intereses, distintos conocimientos previos, metas personales, estados de ánimo, etc. Este grupo de personas se reúne para aprender y su aprendizaje lo media o facilita un docente.

Aunque ésta sea un aula “tradicional” se están dando simultáneamente procesos de aprendizaje que responden al ritmo de cada individuo, por lo tanto esta situación posee un dinamismo intrínseco.  Si añadimos que el proceso de enseñanza, que conduce el docente debe captar y mantener la atención de los estudiantes, guiarlos a alcanzar objetivos de aprendizaje concretos, alentarlos durante el proceso y retroalimentarlos, entonces, tenemos una situación multivariada que requiere de una planificación sistemática y flexible que le dé respuestas pertinentes a este complejo proceso.

¿Cómo lograrlo?

La respuesta no es única ni sencilla, pues es necesario ubicarse frente a cada situación. Esta es la primera característica de las Estrategias Instruccionales: Son situacionales. Esto quiere decir que aunque planifiquemos siempre habrá un cierto grado de incertidumbre.

¿Cómo reducir esta incertidumbre?

Se proponen tres vías:

Conocer bien a la audiencia.

Para ello un buen diagnóstico es siempre necesario. Toda característica de nuestros alumnos que conozcamos nos será útil. Es necesario indagar no sólo el conocimiento que tienen sobre un nuevo tema sino también su actitud hacia el mismo.

Conocer el contenido a profundidad

Se requiere prepararlo con antelación, identificando los aspectos difíciles, interesantes, motivantes.

Relacionar ambos aspectos:

Para ello es preciso plantearnos las siguientes interrogantes:

¿Será este tópico de interés para mis alumnos?

¿Qué conocimientos tienen acerca de él?

¿Poseen las herramientas cognitivas necesarias para su aprendizaje?
¿Qué entendemos por Estrategia Instruccional?

De acuerdo con Smith y Ragan (1999) la estrategia instruccional en sentido amplio incluye tres aspectos:

1. La forma de organizar secuencialmente el contenido a presentar

2. Los medios que deben utilizarse y la forma en la cual deben agruparse los estudiantes para la instrucción

3. La manera de obtener los recursos para que se den en la práctica los dos aspectos anteriores de acuerdo a lo planificado

Estos aspectos corresponden a tres tipos de Estrategias:

Estrategias de Organización del Contenido
Estrategias de Distribución de Contenido y Organización de los Alumnos
Estrategias de Gerencia

La planificación de las sesiones de clase implican, especialmente, estrategias de organización del contenido.

A partir de estas ideas de Smith y Ragan (1999) podemos señalar que una estrategia instruccional consiste en: la organización secuencial, por parte del docente, del contenido a aprender, la selección de los medios instruccionales idóneos para presentar ese contenido y la organización de los estudiantes para ese propósito.

Como vemos en esta definición, hay dos aspectos que determinan la estrategia instruccional: La audiencia y el contenido. A su vez estos dos elementos, conjuntamente con los objetivos instruccionales determinan tanto los medios de instrucción como la organización del grupo.

Otra definición señala que las estrategias de enseñanza son “los procedimientos o recursos utilizados por el agente de enseñanza para promover aprendizajes significativos” (Mayer, 1984; Shuell, 1988; West, Farmer y Wolff, 1991; citados por Díaz Barriga y Hernández, 1999).

En estas definiciones se observa que la estrategia instruccional es obra del docente y su propósito es promover el aprendizaje.

Al revisar los aportes más relevantes sobre el tema de estrategias de aprendizaje, nos encontramos con una amplia gama de definiciones que reflejan la diversidad existente a la hora de delimitar este concepto.  Sin embargo la disparidad de criterios a la hora de decidir que son las estrategias de aprendizaje lleva consigo la existencia de ciertos elementos en común en torno a las características esenciales de las mismas, y en las que coinciden los autores más representativos de este campo.

Según Winstein y Mayer las estrategias de aprendizaje se pueden definir como las conductas y pensamientos que un aprendiz utiliza durante el aprendizaje con la intención de influir en su proceso de codificación.  De igual forma Dansereau y también Nisbet y Schucksmith las definen como secuencias integradas de procedimientos o actividades que se eligen con el propósito de facilitar la adquisición, almacenamiento y/o utilización de la información.

Las estrategias instruccionales indican las actividades, ejercicios, problemas o cualquier tipo de experiencia por parte del docente o el alumno que tornen más efectivo el proceso de enseñanza-aprendizaje y faciliten la consecución de los objetivos.  Estos deben estar en concordancia con las características, intereses, necesidades, expectativas y motivaciones del alumno, y al mismo tiempo responder a la simplificación del esfuerzo, a la eficacia y  la utilización de criterios de selección fundamentados en la naturaleza de la asignatura y los objetivos establecidos. (Omnia-2007).

En el año de 1981, la Organización de Estados Americanos (OEA) define las estrategias instruccionales como el conjunto de elementos: métodos, técnicas, recursos y procedimientos instruccionales, que se integran para facilitar el logro de los objetivos de una unidad de aprendizaje; no obstante, Nérice (1980) señala que las estrategias constituyen las formas de poner en acción los métodos y técnicas de enseñanza que ayuden con un mayor grado de eficacia a alcanzar los objetivos planteados.

Para Díaz y Lule (1989), las estrategias instruccionales consisten en el conjunto de orientaciones didácticas que señalan, en forma clara e inequívoca, los métodos, procedimientos, técnicas y recursos que se planifican para el logro de cada uno de los aprendizajes contemplados en los objetivos instruccionales.

Para Monereo las estrategias de aprendizaje son procesos de toma de decisiones (conscientes e inconscientes) en los cuales el alumno elige y recupera, de manera coordinada los conocimientos que necesita para complementar una determinada demanda u objetivo, dependiendo de las características de la situación educativa en la que se produce la acción.

Para otros autores las estrategias de aprendizaje son secuencias de procedimientos o planes orientados hacia la consecución de metas de aprendizaje, mientras que los procedimientos específicos dentro de esa secuencia se denominan tácticas de aprendizaje. (Moreno-2008).

En base a las definiciones anteriores, se puede notar que los rasgos más característicos de las estrategias instruccionales son:

a.- Su aplicación no es automática sino controlada. Precisan planificación y control de la ejecución y están relacionadas con la metacognición o conocimiento sobre los procesos mentales.

b.- Implican un uso selectivo de los propios recursos y capacidades disponibles.  Para que un estudiante pueda poner en marcha una estrategia debe disponer de recursos alternativos, entre los que decide utilizar, en función de las demandas de la tarea, aquellos que el cree mas adecuados.

c.- Las estrategias están constituidas de otros elementos más simples que son las técnicas o tácticas de aprendizaje y las destrezas o habilidades.  De hecho el uso eficaz de una estrategia depende en buena medida de las técnicas que la componen. En todo caso, el dominio de las estrategias de aprendizaje requiere, además de una destreza en el dominio de ciertas tácticas, una reflexión profunda sobre el modo de utilizarlas, es decir, un uso reflexivo y no solo mecánico o automático de las mismas. (Moreno-2008).


CLASIFICACION DE LAS ESTRATEGIAS INSTRUCCIONALES.

Atendiendo al uso de las estrategias instruccionales, Díaz y Lule (1989) establecen la siguiente clasificación:

1.- Estrategias Cognoscitivas: facilitan la construcción, aplicación y validación del conocimiento, con variedad de propósitos, tales como la solución de problemas, la exploración de conocimientos y en general la realización de cualquier acto mental.  Hacen referencia a la integración del nuevo material con el conocimiento previo; en este sentido constituyen un conjunto de estrategias que se utilizan para aprender, codificar, comprender y recordar la información al servicio de unas determinadas metas de aprendizaje.

Para Kirby, este tipo de estrategias serian las Microestrategias, que son específicas para cada tarea, relacionadas con conocimiento y habilidades concretas y más susceptibles de ser enseñadas.

Dentro de este grupo Weinstein y Mayer distinguen tres clases de estrategias: estrategias de repetición, de elaboración y de organización.  La estrategia de repetición consiste en pronunciar en forma repetida los estímulos presentados dentro de una tarea de aprendizaje, tratándose de un mecanismo de la memoria que activa los materiales de información para mantenerlos en la memoria a corto plazo y a su vez transferirlos a la memoria a largo plazo.  Por otro lado mientras la estrategia de elaboración trata de integrar los materiales informativos relacionando la nueva información con la ya almacenada en la memoria, la estrategia de organización intenta combinar los elementos informativos seleccionados en un todo coherente y significativo.

La mayor parte de las estrategias incluidas dentro de esta categoría, constituyen las condiciones cognitivas del aprendizaje significativo.

2.- Estrategias Metacognoscitivas: especifican los pasos para supervisar, evaluar y mejorar cualquier pensamiento o acción que se esté ejecutando. Hacen referencia a la planificación, control y evaluación por parte del estudiante de su propia cognición, con el objetivo de lograr determinadas metas del aprendizaje. Según Kirby, este tipo de estrategias serian las Macroestrategias ya que son mucho mas generales que las anteriores, presentan un elevado grado de transferencia, son menos susceptibles de ser enseñadas y están estrechamente relacionadas con el conocimiento metacognitivo.

Para Kurtz, la metacognición regula de dos formas el uso eficaz de estrategias: en primer lugar, para que un individuo pueda poner en práctica una estrategia, antes debe tener conocimiento de estrategias específicas y saber cómo, cuándo y por qué debe usarlas.  Así por ejemplo debe conocer las técnicas de repaso, subrayado, resumen, etc.  En segundo lugar mediante su función auto reguladora, la metacognición hace posible observar la eficiencia de las estrategias elegidas y cambiarlas según las demandas de la tarea.

Las estrategias metacognitivas equivalen a lo que Weinstein y Meyer denominan como estrategias de control de la comprensión.  Según Monereo y Clariana estas estrategias están formadas por procedimientos de autorregulación que hacen posible el acceso consciente a las habilidades cognitivas empleadas para procesar la información.

3.- Estrategias Didácticas o de manejo de recursos: especifican las secuencias de actividades a realizar para organizar y conducir el proceso de enseñanza aprendizaje, razón por la cual el docente, al momento de planificar sus actividades, debe considerar el tipo de estrategias que mejor se adapte a los objetivos y contenidos a tratar. 

Son una serie de estrategias de apoyo que incluyen diferentes tipos de recursos, los cuales contribuyen a que la resolución de la tarea se lleve en buen término. Tienen como finalidad sensibilizar al estudiante con lo que va a aprender, y esta sensibilización hacia el aprendizaje integra tres ámbitos: la motivación, las actitudes y el afecto.  Este tipo de estrategias coincide con lo que Weinstein y Mayer llaman estrategias afectivas, y otros autores denominan estrategias de apoyo, e incluyen aspectos claves que condicionan el aprendizaje como son el control del tiempo, la organización del ambiente de estudio, el manejo y control del esfuerzo, etc.  Este tipo de estrategias, en lugar de enfocarse directamente sobre el aprendizaje, tienen como finalidad mejorar las condiciones materiales y psicológicas en que se produce ese aprendizaje.

Por su parte Flórez (1996)  clasifica las estrategias instruccionales de acuerdo al agente en:

1.- Estrategias Magistrales: requieren de la intervención del docente dirigida al alumno o al grupo.

2.- Estrategias Socializadas: son aquellas en las cuales el docente y el alumno forman un grupo de aprendizaje.

3.- Estrategias Individualizadas: requieren de la actividad personal del alumno de acuerdo a sus intereses y según sus aptitudes, actitudes y ritmo de aprendizaje.

Para Díaz y Hernández (2001), las estrategias instruccionales pueden clasificarse también según su aparición o utilización en la práctica pedagógica como se presenta:

1.- Estrategias Preinstruccionales: permiten al docente alertar o preparar al estudiante, en relación con qué y cómo va a aprender: tratan esencialmente de incidir en la activación o generación de conocimientos o experiencias previas pertinentes. Además sirven para que el estudiante se ubique en el contexto conceptual apropiado y genere expectativas adecuadas.

2.- Estrategias Cointruccionales: brindan apoyo a los contenidos curriculares durante el proceso de enseñanza-aprendizaje; cubren funciones para que el aprendiz mejore la atención e igualmente detecte la información que el docente le desea transmitir, logre una mejor codificación y conceptualización de los contenidos del aprendizaje, y organice, estructure e interrelacione las ideas que considere importante, es decir, desarrollan un aprendizaje con comprensión.

3.- Estrategias Postinstruccionales: las cuales se presentan al término del episodio de enseñanza y permiten al alumno formar una visión integradora e incluso crítica de los conocimientos adquiridos, al igual que en otros casos le permitan valorar su propio aprendizaje.

Por lo anteriormente mencionado se evidencia que existen diversos criterios para clasificar las estrategias instruccionales, cada una con procedimientos específicos durante el proceso de enseñanza-aprendizaje, pero todas involucradas en la promoción de aprendizajes significativos a partir de los contenidos de la materia-curso-unidad en cuestión.


MEDIOS Y RECURSOS INSTRUCCIONALES.

Los medios instruccionales facilitan el logro de lo que se quiere alcanzar en términos de aprendizaje, y pueden ser empleados en cualquier fase del proceso (inicio, desarrollo, cierre, y evaluación). A pesar de que el estudiante adulto posee su propio nivel de motivación, producto de sus intereses, necesidades y experiencias previas, el ofrecerle recursos instruccionales estimulantes despierta y mantiene el logro de concentración y atención frente a lo que está aprendiendo.

Éstos son concebidos en las teorías de procesamiento de información de la siguiente forma: es el medio que permite transportar un mensaje entre  un emisor  (docente) y un receptor o destinatarios (alumnos) para alcanzar los objetivos de aprendizaje.

Desde esa óptica, los medios instruccionales difieren en su capacidad para representar conceptos abstractos o hechos concretos. Es decir, su selección amerita, por parte del docente, conocimientos sobre el  bloque de competencias o como expresa Piaget (1988) el conocimiento de los  medios especializados  para el desarrollo de las habilidades superiores.
Los medios también difieren en su capacidad para ordenar, estructurar y dar acceso al conocimiento que presentan (entrada de información, procesamiento de información, salida de información y retroalimentación). Algunos de ellos presentan  la información de manera secuencial (como por ejemplo los audiocasette, los videocasette). Otros permiten el trabajo sólo con la entrada de información o proceso de trabajo de manera aleatoria (los libros, los discos compactos, los videodiscos), el estudiante decide que capítulo o sección del libro, disco o vídeo que requiere buscar. Otros medios, permiten el acceso a la información sea condicionado o contextualizado, pues el resultado de una petición del estudiante está determinado por los conocimientos previos, o el lugar o contexto de ubicación (algunos programas de computadoras, ofrecen ayuda contextualizada).

En otras palabras, los medios pueden ofrecer al docente - alumno un acceso o búsqueda de información de manera secuencial, aleatoria y/o condicionada.

Los medios instruccionales poseen diferentes conceptualizaciones dentro de los cuales se observan distintas categorías:

ü     El medio como instrumento para el logro de un objetivo , definido como un recurso a través del cual se pueden alcanzar los objetivos requeridos para el logro del aprendizaje concreto.

ü     El medio como estimulo, entendido como una herramienta efectiva que permite estimular la atención de alumno durante la instrucción.

ü     El medio como presentación de contenido, el cual se define como el encargado de llevar por los canales de información al educando y el último,

ü     El medio como mejora de la instrucción, considerado como aquel que permite proveer al educando una enseñanza efectiva y de calidad.

De las definiciones anteriores podemos concluir que el medio es el canal utilizado en el proceso de enseñanza-aprendizaje para transmitir el conocimiento, y el recurso es el material o táctica utilizada para  plasmar y/o comunicar la información que quiere ser transmitida.

CLASIFICACIÓN DE LOS MEDIOS DE INSTRUCCIÓN.

Los medios empleados y de uso más corriente en el aula de clases son: la voz, el franelógrafo, las ilustraciones, las proyecciones fijas y móviles, objetos, ejemplares, modelos, simulacros, dioramas, panoramas, estereoramas, maquetas, globos terráqueos, mapas, planos, gráficos, carteles, pendones, rotafolios, televisión educativa, discos y cintas grabadas, materiales impresos como diarios, revistas, otras publicaciones periódicas, libros, enciclopedias, diccionarios, folletos, catálogos, anuarios, la radio, el video, el CD, DVD, computadora, Internet y recursos multimedia.
Los medios se clasifican en atención a los criterios que se desean manejar y su selección varía de acuerdo a la estructura y presentación de los mismos. Al respecto, Martins (2001) los clasifica en:

a.- Visuales: pizarra, rotafolio, cartelera, diapositivas, transparencias, material mimeografiado, textos y guías de ejercicios,

b.- Auditivos: radio, casettes, CDs,

c.- Audiovisuales: videos-grabaciones, DVD, televisión y computadoras.

Una clasificación un poco más específica y en función de los recursos que se vayan a utilizar seria:

a.- Medios impresos: Libros de consulta guías para el alumno, cuadernos, fichas de trabajo, láminas, entre otros.

b.- Medios Visuales Fijos no Proyectables: pizarras, murales, fotografías, entre otros.

c.- Medios Visuales Fijos Proyectables: diapositivas, filminas, transparencias.

d.- Medios Auditivos: programas de radio, cintas magnetofónicas, CDs.

e.- Medios Audiovisuales Fijos y en movimiento: Montajes de diapositivas, el cine, video, televisión, Chat, Blogs, Video llamadas, entre otras.


a.- Medios Impresos.

Los medios impresos o textuales, permiten una difusión más rápida de información. El medio impreso es excelente para la representación de conceptos abstractos, razonamientos lógicos y argumentación. También permite presentar gráficos, diagramas, dibujos. El medio impreso puede ser examinado secuencialmente (entrada, proceso, salida) o aleatoriamente (a la entrada, en el proceso, o a la salida), contextualizado, o en acceso múltiples en paralelos.

Desde el punto de vista del uso contextualizado, un texto cuidadosamente redactado puede describir hechos concretos, y crear en el lector o destinatario un ambiente y desarrollar su creatividad (Greefield, 1995), opina que los medios impresos desarrollan las habilidades intelectuales superiores. Postman (1995), sostiene que el medio impreso provee de fundamentos necesarios para el desarrollo del pensamiento intelectual y científico. Finalmente, para Piaget (1979), el medio impreso facilita la formación del nivel de desarrollo intelectual u operaciones formales. Los medios impresos son de gran ayuda para el desarrollo de las competencias investigativas de procesamiento de información donde se desarrollan procesos de conceptos abstractos, análisis, explicaciones, interpretaciones. 

b.- Medios Visuales Fijos no Proyectables.

Dentro de esta clasificación se pueden mencionar: laminas, rotafolio, acordeón o plegable, pizarrón, carteles, transparencias.

Láminas: Tiene distintas utilidades y consisten en un folio de papel bond tamaño pliego, en el cual se colocan el material de apoyo a utilizar, ya sea de tipo escrito (nombres, fechas, cantidades) o gráfico (esquemas, mapas conceptuales, logotipos). Son utilizados simultáneamente con el rotafolios, de manera que se colocan sobre este y a medida de que estas láminas se van utilizando, se van descartando al darle la vuelta en el rotafolio.

Rotafolios: El rotafolio es una superficie de tamaño suficiente para que aquello que se anote en él pueda ser leído por todo el grupo. Por lo general, es una especie de caballete portátil, en el que se introducen grandes hojas de papel o láminas que se suceden. Su uso representa bajo costo. Si es necesario, permite regresar las láminas para analizarlas nuevamente. Cuando se usa el rotafolio con hojas previamente elaboradas, estas deben ser preparadas y ordenadas con cuidado. Cada una de ellas debe llevar el mensaje en forma precisa, resaltando los puntos clave. Cuando una lámina no se adapte a la idea que se busca expresar, debe ser eliminada. El uso del rotafolios con hojas en blanco es muy común cuando se busca la participación del grupo, ya que los comentarios que surjan se irán anotando para llegar a una conclusión.

Acordeones o Plegables: Consisten en hojas de papel tamaño carta u oficio, las cuales contiene cierta información y se encuentran dobladas, según el numero de dobleces que posea pueden llamarse "dípticos" o "trípticos". Por lo general se entregan a cada una de las personas que asisten como audiencia a una presentación.

El Pizarrón: Su uso actual del pizarrón se restringe principalmente a los imprevistos o preguntas fuera de tema. Es útil, para la técnica de lluvias de ideas, para ejercicios, soluciones de problemas, presentar diagramas. En general, su uso se reduce a la presentación de información imprevista o espontánea.


c.- Medios Visuales Fijos Proyectables.

Las Transparencias: son láminas de plástico, de papel de celofán o de acetato, suelen ser de tamaño DINA4, también admite estos materiales en tiras o rollos.

A través de la transparencia se puede presentar todo el desarrollo de una clase, ya que suelen resultar muy prácticas para la exposición de un tema o trabajos en clase, facilita el trabajo al profesor y sirve de gran ayuda a los alumnos.

Éstas permiten proyectar sobre una pantalla esquemas e imagines que ilustran, documentan y refuerzan las explicaciones. Todo esto hace que los alumnos se motiven. Además constituyen un medio idóneo para enseñar a grandes grupos.
Este medio por demás especial, permite por medio de una presentación visual relacionar el mensaje o información oral con el impacto de luz, color e imagen, por lo que su aplicación en el aula de clase debe ser planificada adecuadamente tal y como expresa Ausubel “el aprendizaje significativo o recepción significativa del aprendizaje esta basado en cómo los materiales (orales, textuales o visuales) se presentan al estudiante”, lo que remite necesariamente al proceso piagetano de aprendizaje.

Diapositivas: Son pantallas previamente diseñadas donde se refleja bajo texto, ilustraciones, diagramas, mapas mentales, graficos y efectos el tema que se quiere impartir. Es de vital importancia la preparación de las pantallas o diapositivas en algún presentador tal como el Harvar Graphics, Power Point, o cualquiera de los paquetes comerciales o en algo más sofisticado como productos de MultiMedia tales como los de MacroMedia, ToolkBox u otros, los principios son los mismos aunque la automatización y los efectos los hace distintos.

Se conoce que las personas en una exposición totalmente verbal sin apoyo audiovisual mantienen una retención de un 60% inferior a una con apoyo audiovisual. Por eso al usar un presentador se logra una guía visual agradable que ayuda a:

·        La reducción del tiempo de exposición.
·        Soporte para el entendimiento.
·        La atención de la audiencia.

Por eso debemos tener mucho cuidado al realizar la presentación, a continuación se presentan algunos consejos:

  • La primera pantalla debe de contar con un título grande y claro, fecha de la presentación y el nombre de los expositores.
  • Las pantallas dentro del cuerpo de la exposición deben de contar con un título en letras más grandes que los identifique y esté relacionado con el texto de la misma.
  • Es conveniente que exista un pie de página con la fecha y el número de la pantalla.
  • Es conveniente preparar entre las primeras pantallas una con todos los temas a tocar, la cual cada vez que se termina un tema reaparece con ese tema marcado y los anteriores que ya han sido expuestos, esto le da a la audiencia una ubicación de tiempo y en el desarrollo de la exposición.
  • Los colores de fondo no deben de ser colores brillantes e incómodos a la vista, deben de ser descansados y que a la hora de leer el texto no cause ningún trastorno. Los colores azulados o verdes denotan frescura y vitalidad.
  • Las letras deben de ser de un tamaño aceptable, con un contorno bien definido, preferiblemente sencillas para que no cueste identificarlas y de un color que al conjugarse con el fondo no se obtenga un contraste incómodo a la vista.
  • Debe de tenerse en cuenta que no deben de ponerse conjunciones muy fuertes en los colores o en la cantidad de ellos.
  • Use algunos signos o colores para enfatizar alguna idea u objeto que le ayude a alcanzar sus objetivos.
  • Las pantallas no deben de tener mucho texto, solo los puntos de exposición y deben de ser entre 5 y 7 líneas.
  • Las pantallas son una guía, por lo que no deben de ser leídas.
  • Se deben ordenar las pantallas en una adecuada secuencia para la exposición. Que garantice una transición fluida entre los temas de la exposición.
  • Deben de haber algunas pantallas de conclusiones.
  • No es conveniente incluir efectos muy sofisticados para las pantallas, pues lo sencillo lleva más claramente la idea a los demás, claro está, hay que tener en cuenta cuales son los objetivos de la exposición si hacer alarde de gran programador o transmitir una idea clara.


d.- Medios Auditivos.

Entre los medios auditivos tenemos la palabra hablada, radio, cintas grabadas, discos y teléfono.

La radio: Nos permite a través de las ondas hertzianas llegar a un gran público simultáneamente con el mismo mensaje. Las grabaciones de sonido se realizan por procedimientos electromagnéticos o digitales y nos presentan la posibilidad de grabar, escuchar, reproducir y borrar voces, efectos y música.

CDs: Las grabaciones de sonido permiten llegar a grupos e individuos y posibilita la difusión radiofónica.

Características técnicas: Facilidad de grabación y audición; Sencillez con que puede usarse y duplicarse; Posibilidad de repetición.

Características pedagógicas: Permiten adaptarse a las modalidades desescolarizada y presencial; Moderado nivel de participación; Requiere alto nivel de concentración; Baja capacidad de transmisión de información.

Posibilita preferencialmente aprendizajes de: Cambio de actitudes, Información verbal.

Limitaciones: Son unisensoriales (sólo estimula el oído).


e.- Medios Audiovisuales.

Videos: es uno de los medios modernos que ayuden al docente en el proceso de enseñanza. Es un sistema relativo al mecanismo y reproducción de imágenes que permite la creación de material original y fácil acceso al maravilloso mundo de la información con relativa facilidad.

Se puede usar para observar una película previamente. Por ejemplo programas educativos, de publicidad, programas de formación, como también de grabar intervenciones de sus alumnos.

Nuevas Tecnologías (Internet Multimedia, Hipertextos e Hipermedia)

Son combinaciones de varios medios de información: Computadoras controlando una serie de equipos como  proyectores de diapositivas, reproductores de audio. Una computadora con capacidad multimedia o simplemente una computadora es capaz de reproducir textos, visuales fijos, audiovisuales y audio estéreo, correos e Internet es decir, envía diferentes mensajes a diferentes canales sensoriales (visual, auditivo) en un solo medio, la computadora.

Un aspecto fundamental de este desarrollo tecnológico de la educación es La informática; ésta no puede ser vista como una asignatura más, sino como una herramienta útil a todas las materias, a todos los docentes y a la escuela misma. Entre sus aplicaciones destaca la multimedia, recurso que permite explorar fácilmente texto, imágenes, sonidos y videos, permitiendo la estimulación sensorial y desarrollando el pensamiento abstracto en sus usuarios. Esto permite transformar a los alumnos de receptores pasivos de la información a participantes activos, personalizando la educación al permitir a cada estudiante avanzar según su propia capacidad. El maestro debe seleccionar críticamente el material a estudiar a través del computador.

Gracias a la Internet y sus herramientas, es posible la interacción entre los distintos actores del proceso educativo, sin importar la distancia, facilitando la construcción del aprendizaje significativo. Dichas herramientas son conocidas como: correos electrónicos, foros y chats, y más recientemente los weblogs, fotoblogs, wikis, vodcasts/podcasts, permitiendo la comunicación entre docentes y alumnos, lo que ha dado origen a un aprendizaje en cualquier momento y cualquier lugar, también llamado aprendizaje ubicuo.

Un programa multimedia: Es una aplicación de computadora que explota las características multimedia de ésta (texto, gráfico, sonido, vídeo). Un  documento multimedia es una instancia  en particular de información que puede ser abierto en un programa multimedia

Un documento con hipertexto: Es un documento textual  (sólo texto, no multimedia), cuyo textual contiene ligas o hiperligas a otros hipertextos. Las ligas son conexiones que son representadas  por palabras o frases resaltadas o subrayadas en el texto ligadas a un documento hipertexto que el usuario  llama al hacer un clip con ratón o mousse de la computadora.

Las posibilidades de hacer relaciones en el contenido de una materia son enormes. El autor de un hipertexto puede preconstruir relaciones que el usuario final decidirá si quiere o no explorar. El buen diseño del hipertexto le brinda un gran control del estudiante.

Un documento con hipermedia: Es un documento multimedia cuyo texto o gráfica tiene  ligas  a otros documentos además de asociar hiperligas al texto, como en el hipertexto, también permiten asociar a hiperligas gráficas.

Las características pedagógicas de documentos hipertextos e hipermedia son similares,  ambas son tecnologías permanentes, en un solo sentido de punto a multipunto que ofrecen al  estudiante control sobre la información y que potencialmente puede estructurar grandes cuerpos de información en un formato de acceso fácil e intuitivo.  

Las recientes innovaciones como los programas de E-Learning  que a través de la herramienta del Internet son muchos los beneficios que traen a la educación.

Los weblogs: También llamados blogs, son sitios Web escritos por una o varias personas, donde cada entrada (lo que se escribe), se publica en orden cronológico. Esta herramienta facilita el debate, la reflexión y el compartir la información, imágenes, audio y video.

Los wikis: Son páginas Web, las cuales pueden ser editadas por cualquiera que entre a ellas. Constituye una fuente para obtener información, pero también permite el diálogo y el debate entre los usuarios.

Los vodcast y podcast: Conocidos como herramientas de aprendizaje móvil, han sido elaborados para estudiantes que gustan de escuchar lo que quieren, cuando lo quieren y cuantas veces lo deseen. Es una perfecta herramienta para el estudiante con muchas ocupaciones.

Las teleconferencias: Presentan como características comunes el facilitar la interacción entre los participantes al posibilitar procesos comunicativos bidireccionales, permitiendo el intercambio de ideas, experiencias y conocimientos de manera sincrónica, es decir, en tiempo real.

Estos recursos pueden clasificarse de acuerdo con el medio que se utiliza para establecer la comunicación de la siguiente forma:

·        Conferencia por computadora: se realiza mediante el enlace de dos o más computadoras. Puede ser audiográfica o multimedia; en la primera se combina la voz con datos y gráficas hechas en la computadora; la segunda integra video, animación, audio y texto, todos en forma digital.  Uno de los programas gratis disponibles en la Web para este tipo de conferencia es el llamado Skype.

·        Videoconferencia o videoteleconferencia: transmisión televisiva a través de alguna red o de un canal satelital.

·        Audioconferencia o audioteleconferencia: se transmite la voz a través de una línea telefónica amplificándola en los lugares de reunión.    Requiere tecnología común, de fácil acceso, es flexible en su calendarización y planeación; posibilita la conexión de varias sedes. De entre los medios que favorecen la interacción en vivo, es la de menor costo.
La audioconferencia es útil para la realización de asesorías, esto sin perder de vista que no debe caerse en la sola exposición magistral, el medio debe aprovecharse al máximo para lograr la interacción con personas entre las que media una distancia, sirviendo así para salvar obstáculos y no para apoyar vicios de los que adolece la educación, como el protagonismo y la conducción unilateral en el proceso enseñanza-aprendizaje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada